Debía haber sido la final de Neymar pero el brasileño fue invisible, intrascendente y falló un gol cantado en la primera mitad. Con el pitido final rompió a llorar desconsolado. Las cámaras de…