El delantero alemán de 19 años del Salzburgo ha comentado en la Gala Golden Boy que “es un orgullo que el Barça me quiera, sé que Kluivert contactó con mi agente en su día”

Hubo cita de estrellas en el majestuoso Nuvola Lavazza de Turín, sede de la Gala Golden Boy 2021 organizada por Tuttosport. En un ambiente muy distendido y cercano, se pudo ver a Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, a menos de un metro de Karim Adeyemi, delantero alemán de 19 años del Salzburgo que recibió el Golden Boy Web, el de los votos de los internautas. Ha sonado para el Barça. Lo recomendó Patrick Kluivert cuando todavía era una proyecto de jugador. Pero el fichaje se complica por lo económico. Con Laporta se rozaron, casi espalda con espalda, pero no hubo contacto, quizás una imagen que refleja su posible llegada al club azulgrana: cerca, pero lejos. Claro que si se reunió con Mino Raiola, agente de Erling Haaland, en Turín, igual ya estaba saturado de ‘negociaciones’. Lo descubrió el periodista italiano Fabrizio Romano. Lo cierto es que tras el aterrizaje de su avión en Turín a las 13.40 horas, desapareció en algún restaurante de la comarca y no se dejó ver hasta poco antes de la Gala, hacia las 17.30 horas.

Sí habló el propio Adeyemi a los medios de comunicación catalanes desplazados y se dejó querer: “El Barça es un gran club, es un orgullo que me quiera y claro que me puedo ver jugando allí si se diera la opción. Ahora está notando la marcha de Messi, pero siempre va a estar en la Champions League y puede ser una opción”. También reconoció que “sí, sé que Kluivert contactó en su día con mi agente, aunque yo no estaba”. Y confirmo que “no he hablado con Laporta”.

También fue imposible no pensar en Ferran Torres, delantero del Manchester City que podría llegar al Barça, cuando Mateu Alemany, director de fútbol del Barça, y Héctor Peris, agente del internacional español, compartieron confidencias en los pasillos del Nuvola Lavazza. También es el representante del premiado Pedri, motivo de su presencia y quizás de su charla con Alemany, pero la imaginación es libre. De hecho, compartieron avión privado, el de la expedición culé a la Gala. Faltó un representante del City. Entonces sí hubiese sido una cumbre. De momento buena complicidad.

Joan Laporta participó más de una entretenida cita neerlandesa con Edwin van der Sar, Jordi Cruyff y Lieke Martens, que ya se sabe que a Laporta le tira mucho todo lo ‘orange’. Por ahí andaba sonriente Gian Piero Gasperini entrenador que ha logrado que el Atalanta juegue un fútbol vistoso y espectacular. Por estética, quizás un día suene para el Barça.