El presidente de la Juventus habló en la junta de accionistas sobre el adiós del portugués y renovó el desafío a las instituciones del fútbol.

Agnelli: "¿Cristiano? La Juve viene primero, antes que cualquiera"

La Juventus vive un momento muy complicado. Ha cambiado cuatro entrenadores en cuatro años, en el curso pasado interrumpió su racha de scudetti seguidos (nueve) y se clasificó a la Champions sobre la bocina mientras que, en este, marcha a 13 puntos del liderato tras diez jornadas. Andrea Agnelli, presidente de la Vecchia Signora, durante la junta de accionistas intento remover el orgullo de los bianconeri: “Hay que volver a nuestros valores: trabajo, disciplina y sacrificio dentro y fuera del campo. No espero gratitud por los resultados extraordinarios de la última década, per creo que la confianza en Nedved, Arrivabene, Cherubini, Allegri y los jugadores no se puede negar”.

Los turineses, en 2018, tiraron la casa por la ventana con el fichaje de Ronaldo, pero el plan no ha funcionado como esperaban. Y Agnelli, por su parte, le dijo adiós así al portugués: “Tener al más gran jugador en el mundo ha sido un honor y un placer, solo podemos aplaudirle por lo que hizo. La Juve, sin embargo, viene antes que cualquier persona”.

En enero de 2020, la entidad aprobó una ampliación de capital de 300 millones que apuntaba a seguir creciendo, pero el covid, obviamente, lo paró todo. La pandemia le costó alrededor de 320 millones a la Juve, cuyos pilares ahora van a ser la sostenibilidad financiera y la Superliga. Agnelli dejó clarísimo que el proyecto sigue: “Desafío a cualquiera a decir que el sistema ahora es satisfactorio. Cualquier reforma se descarta, es sorprendente. Se escandalizan por el mérito deportivo, pero eso se abandonó en 1991, cuando con la Champions se decidió que un equipo cuarto en un país tuviera más derechos que uno primero en otro”. El italiano avisó a la UEFA: “La Superliga nació porque 12 clubes se dieron cuenta de que las antiguas estructuras del fútbol rechazan los cambios para mantener a una clase política que solo piensa en cobrar. No me voy a rendir: el sistema necesita un cambio y la Juve quiere ser parte de ello. Solo con el diálogo podremos llegar a una solución satisfactoria para todos”.