“Es un trabajo complicado; hay que seguir”, le dijo nada más consumarse la derrota del Barça, según captaron las imágenes de Cuatro

Koeman y Ancelotti, antes del Clásico

Ronald Koeman no atraviesa un buen momento en el Barça. Ni los resultados ni el juego acompañan y la nueva derrota ante el Real Madrid, la tercera consecutiva antes lo blancos, le deja en una situación delicada. Carlos Ancelotti fue de los primeros en solidarizarse y lo hizo a la conclusión del Clásico, a pie de campo, de una forma cariñosa y empática.

El técnico italiano y el técnico neerlandés se intercambiaron saludos frente al túnel de vestuarios cuando el colegiado pitó el final del encuentro. Las cámaras de Cuatro recogieron entonces lo que Ancelotti le comentó al oído a Koeman. “Es un trabajo complicado; hay que seguir”, le animó, arrancándole una sonrisa.

La larga experiencia del técnico hace que valore mucho más esta situación. En la rueda de prensa posterior al encuentro ya quiso darlo un gran valor a la victoria para ensalzar también la calidad individual y colectiva del Barça. “No me gusta evaluar al equipo contrario. Hemos sufrido en este partido. El Barcelona va a estar hasta el final en la lucha”.

Ancelotti también dijo que “estoy feliz de ganar porque es el Clásico, el partido más importante. Estamos contentos, pero desafortunadamente son solo tres puntos. No me gusta meterme en el otro equipo, salimos bien y ellos también. No se puede reprochar nada”. Y añadió: “Miedo siempre tengo. No estaba aterrorizado, pero en la segunda parte el Barcelona ha apretado mucho. Hemos estamos sólidos en el área. La última situación, después del segundo gol se piensa que se ha acabado el partido y no”.