El malagueño, al que el Madrid ha puesto en el mercado, tiene escasas posibilidades de hacerse un hueco en el equipo de Ancelotti por la alta competencia en la medular pero su futuro sigue siendo una incógnita

Isco y Odegaard, entrenando en Valdebebas

Isco Alarcón puede convertirse en un problema para el Madrid, El malagueño está ahora mismo en tierra de nadie en el equipo porque parece que seguirá teniendo un rol secundario en la temporada entrante. A pesar de su paulatina pérdida de protagonismo desde 2018, el mediapunta no parece dispuesto a abandonar el club blanco a pesar de que sabe que es uno de los jugadores con la etiqueta de transferibles en la plantilla de Carlo Ancelotti.

El regreso del entrenador italiano al banquillo del Real Madrid se interpretó como un impulso para cambiar la situación de Isco en el equipo, donde desde la marcha de Lopetegui es más asiduo a las suplencias que a las titularidades. El mediapunta completó varias de las mejores actuaciones con la camiseta del Real Madrid a las órdenes del italiano, que confía en recuperar el mejor nivel del malagueño.

“Me ha gustado mucho eso, el compromiso de Carvajal, Nacho Marcelo, Lucas o como Isco, jugadores que han ganado todo y tienen aún ganas, ilusión y hambre de hacer una gran temporada como nos gustaría a todos”, apuntó Ancelotti en una entrevista concedida a los medios oficiales del club blanco esta pretemporada.

Mientras tanto, al futbolista se le ha visto más en forma físicamente e implicado con el equipo desde que empezó el trabajo en Valdebebas. Tanto es así que fue, junto a Marcelo y Odriozola, el único jugador blanco que completó los 90 minutos en el primer partido amistoso de pretemporada contra el Rangers en Glasgow.

El problema para Isco, de todas maneras, sigue siendo el de casi siempre: la feroz competencia que tiene en el centro del campo y que le impide tener un rol importante, ya sea como titular o entrando desde el banquillo con el papel de revulsivo. La presencia de los intocables Modric, Casemiro y Kroos parece una barrera insalvable para estar en el once.

Además, cada temporada la competencia por tener minutos sigue incrementando. Fede Valverde parece el cuarto centrocampista en liza y este curso se reincorporan al equipo Daniel Ceballos y Martin Odegaard, dos jugadores de un perfil algo similar al del malagueño. Sin embargo, el futuro inmediato de los dos ex del Arsenal sigue siendo una incógnita. Como el de Isco.